Tanzania es un destino seguro, y te explicamos el porqué

Tanzania siempre ha sido uno de los destinos soñados por cualquier viajero. Y ahora quizás suba algunos puntos de más en la lista. Principalmente porque es un destino con protocolos de seguridad COVID-19 establecidos y porque tienen fronteras abiertas. Ah! Además un punto importante: apenas hay turistas pero sí mucha fauna salvaje (!!!), donde antes se compartía un avistamiento de leones con 30 coches ahora es difícil cruzarse con más de 5 coches al día. Es la oportunidad de tener la sensación de viajar como lo hicieron los primeros exploradores. ¿Y a quién no le gusta esa idea?

La gestión de la crisis en Tanzania ha sido diferente a la de la mayoría de países, es de los pocos países que no optó por el cierre total de fronteras y  su actividad diaria ha seguido más o menos como era habitual.  La estrategia del gobierno tenía como objetivo salvar la débil economía tanzana. Además, en una sociedad donde muchísima de su población vive al día, de lo que gana come. Cerrar a la gente en sus casas durante semanas hubiese tenido consecuencias mucho peores. 

Según las estadísticas oficiales, en el país no hay coronavirus, y tanto en el aeropuerto, como en hoteles, restaurantes y safaris han establecido protocolos de buenas prácticas para reducir los contagios. Entonces, ¿es Tanzania un destino para viajar en época de Covid-19? 

Los protocolos establecidos por la organización de Tour Operadores de Tanzania, junto con el Ministerio de Turismo y el de Salud, quieren mostrar que Tanzania es segura y que está preparada para recibir a viajeros. 

Se pretende:

  • que los visitantes que entran al país no lleguen con el virus;
  • que no lo contraigan aquí;
  • que los proveedores de servicios estén protegidos;
  • que los viajeros regresen a sus países sin haber sufrido contratiempos en su viaje. 

¿Qué medidas han implementado? Entre las más destacadas:

  • exige al visitante que se haga una prueba de PCR 72 horas antes de embarcar.
  • garantizar que las superficies de contacto se desinfectan con desinfectantes apropiados y regularmente. 
  • el personal local tiene que usar los elementos recomendados para protegerse y proteger al visitante. todos los miembros de la empresa deberán realizar cursos para conocer con detalle el virus y sus consecuencias.
  • facilitar puntos de lavado y desinfección de manos con jabón, desinfectantes y agua corriente tanto para los clientes como para el personal.
  • las entidades, lugares y vehículos mostrarán en todo momento el número de emergencia gratuito 199.
  • en todas las fronteras se tomará la temperatura antes de permitir la entrada al país. 
  • los alojamientos tienen que tener un plan de evacuación a los hospitales designados.
  • las entidades turísticas deberán crear un mecanismo para desechar las máscaras y otros elementos de protección. 
  • mantener la distancia de seguridad de 1 metro (mínimo) cuando se interactúa con otras personas.
  • lavado de manos con agua corriente y jabón o utilizar desinfectantes.
  • llevar máscarillas correctamente.
  • a la llegada a cualquier frontera o alojamiento, se tomará la temperatura con termómetros de sensores.
  • toda persona que llegue a Tanzania deberá facilitar en los controles de inmigración un número de teléfono y el nombre del alojamiento.
  • los alojamientos deberán limitar el número de personas a la misma vez en las zonas comunes como los restaurantes y no ofrecer buffet.
  • se deberán desinfectar con frecuencia utensilios de uso común durante el viaje.
  • todos los coches de safari se desinfectarán después de cada traslado, así como todas las superficies u objetos que se encuentren en el vehículo.  
  • los parques nacionales contarán con equipos de respuesta rápida y evacuación para casos relacionados con contagios. 

Así pues el protocolo da respuesta a , ¿cuán seguro es viajar a Tanzania en estos momentos? ¿Tengo un mayor riesgo de exposición al virus durante mi viaje a Tanzania?  ¿Qué ocurre si contraigo el virus estando de viaje?

Creemos que el país está mentalizado y preparado para volver a recibir turismo. Básicamente porque de ello dependen los ingresos de mucha gente y lo pondrán todo de su parte para gestionar con éxito la entrada, el viaje en sí y la vuelta a casa de cada viajero. Además queremos subrayar que por norma general, en este viaje, el contacto próximo y continuado con otras personas ajenas a nuestro círculo no es alto. Es fácil protegerse y proteger con el uso de mascarillas y además de establecer contactos con distancia y no prolongados.

Tanzania está preparada ¿Te vienes a Tanzania en tu próximo viaje?