La sal de la tierra (o las Salinas do Porto Inglês, en Cabo Verde)

Salinas, Cabo Verde, Afica - 3000km-Viajes-Aventura-Alternativos-Grupo-Mochilero

Salinas, Cabo Verde, Afica - 3000km-Viajes-Aventura-Alternativos-Grupo-Mochilero

A nuestra llegada a la Isla de Maio, en Cabo Verde, sea en barco o en avión, nos recibe una gran extensión salinera que representa uno de los hitos históricos del pueblo maiense. Las Salinas do Porto Inglês, cuyo nombre hace referencia a la concesión dada por los portugueses a los ingleses para explotar la extracción y el comercio de la sal, forman una gran y reluciente lámina blanca que, bajo el omnipresente Sol que suele reinar en la isla, producen un impresionante efecto reflectante ante nuestros ojos. Un destino imprescindible para un viaje de aventura en grupo o en solitario.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Además de bajo el sol, uno de los mejores momentos para admirar estos reflejos en las salinas, lo encontramos después de atardecer, aquellas noches en que la luna hace acto de presencia, ya sea creciente, llena o menguante.

Hoy en día, la explotación de las salinas sigue activa y se realiza de manera artesanal por un grupo de mujeres que, en los últimos años, ha creado una cooperativa de trabajo y abastecen de sal a toda la isla,  habiendo comenzado tímidamente a exportarla a otras islas del archipiélago… Las mujeres, en la época de la recogida de sal trabajan prácticamente de sol a sol, aunque tienen cierto descanso tras la corta temporada de lluvias, cuando se encuentran inundadas y deben dejarse reposar para que precipite la sal.

Las actividades de extracción de sal generan cambios continuos en el paisaje, como los caminos que hacen y deshacen las mujeres sobre la sal… Además, dependiendo de la época del año en que las visitemos, el camaleónico paisaje se nos presentará inundado, seco o lleno de montones de sal recién cosechada.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Importancia ecológica

El lugar, además, tiene gran importancia ecológica como humedal por la gran biodiversidad que visita el lugar. Fue declarado zona RAMSAR en 2010, gracias a grupos ecologistas de la isla apoyados por la Universidad de Bath y WWF. Se trata de una zona maravillosa para los amantes de la ornitología. Tampoco es raro ver otros animales domésticos como vacas o cabras pastando en los pequeños grupúsculos herbáceos que aparecen entre los montones de sal…

Existen muchas anécdotas y leyendas vinculadas a las salinas. Algunas hablan de explotación de esclavos, otras de arrogancia colonialista… Pero también hay anécdotas cotidianas bastante más divertidas, como la que nos contaba una vecina de Morro, localidad vecina a las salinas. Tradicionalmente, los vecinos de su pueblo perseguían a las que llaman gallinas de matorral (Gallinas de Guinea – Numida meleagris) desde los campos cercanos al pueblo hasta la explanada de las salinas donde los animales quedaban cegados por la fuerte luminosidad de la sal acumulada en la tierra y caían como hechizadas, facilitando su caza. No en vano, en Morro, es la localidad donde es más fácil comer un buen guiso de Galinha mato.

3000km-cabo_verde-viajes-aventura-mochileros-turismo_responsable

Si quieres viajar a Cabo Verde, puedes ver en este enlace nuestra planificación de viajes.