Universidad de Manila: Primera Universidad de Asia

Una de las cosas buenas de viajar a tu aire es que tienes tiempo de fijarte en cosas que de otra manera te pasarían desapercibidas. Este es el caso de la Universidad Santo Tomas de Manila en Filipinas.

Como la mayor parte de las Universidades cuenta con una sede histórica en la parte antigua de la ciudad amurallada y un campus más moderno en la zona de más reciente urbanización. Pero en este artículo no me voy a fijar especialmente en los edificios sino más bien en su historia y en algunos de sus hechos más relevantes.

1. La universidad más antigua de Asia

En el Siglo XVII fundación de la Universidad en Manila. La Universidad de Santo Tomás fue fundada por los dominicos (primeramente como colegio) en el entonces Virreinato de Nueva España que englobaba gran parte de la actual América Central y las Filipinas. No obstante no fue ni la primera universidad de Filipinas ni tampoco la de Asia, aunque sí que se le puede atribuir el mérito de ser la Universidad asiática más antigua que ha perdurado hasta la actualidad.

 

2. Su papel en la historia cercana de Filipinas

En 1865, la reina Isabel II autorizó a  a “dirigir y supervisar todas las escuelas en Filipinas”. En ese entonces, la universidad aprobó todos los exámenes y diplomas emitidos por otras escuelas. Luego, entre 1942 y 1945, durante la Segunda Guerra Mundial, la vida académica de la universidad se vio afectada cuando las Fuerzas japonesas convirtieron a la UST en un campo de internamiento. Cerca de 2.500 civiles aliados fueron detenidos en la universidad.

3. Pontificia, real y católica: 3 títulos

Fue otra Universidad, la de San Ignacio fundada por los Jesuitas (Enconados competidores de los Dominicos) la primera en obtener bula papal y real en 1590, 21 años antes que la administrada por los dominicos (1611). Desgraciadamente en el siglo XVIII con la expulsión de los Jesuitas esta cerró sus puertas  quedando la  Pontificia y Real Universidad de Santo Tomás, Universidad Católica de Filipinas con el título honorífico de Universidad más antigua de Asia que todavía tiene sus puertas abiertas.

4. La importancia de poner en contexto lo de más antigua

El concepto de Universidad como centro de formación es de origen claramente europeo, es por ello, que ni mucho menos tenemos que pensar que no existían en todo el continente asiático centros de formación que se pudieran equiparar, en mayor o menor medida, a las universidades europeas en cuanto a transmisión del conocimiento, solo hace falta revisar un poco la historia o hacerte un viaje a China para comparar el nivel de desarrollo de la antigua China con el periodo de la Alta Edad Media europea para darnos cuenta de ello.

No obstante sí que es relevante en cuanto al tratamiento que las diferentes potencias coloniales europeas dieron a sus entonces territorios de ultramar.

A modo de ejemplo el Imperio Español con sus luces y también sus numerosas sombras daba un tratamiento «al menos a modo formal» a los territorios de ultramar como si de una parte del «país» se tratara. La fundación de universidades en los diferentes virreinatos es un claro indicador, pero podemos indagar en alguno más de carácter económico como el siguiente:

Fijémonos en el caso inglés y su tratamiento de las colonias en este aspecto. Todos los buques de la armada inglesa eran construidos en la metrópoli, no se promovía la industria fabril o de transformación en las colonias.

Fuente iberoamericasocial.com

En cambio los barcos que cubrían la ruta de Filipinas a México «el llamado Galeón de Filipinas» eran construidos en la costa del Pacífico de México. Aunque claramente los dos Imperios tenían un afán extractivo parece que el hispánico aplicaba una política más de integración, aunque también podría calificarse por algunos como de asimilación.

5. Carácter católico de esta Universidad  Filipina

Como se ha dicho anteriormente fue fundada por la Orden Dominica, por aquel entonces principales valedores de la Santa Inquisición. Como todos sabréis en las Filipinas una buena parte de la población profesa la fe musulmana especialmente en Mindanao. Y por aquel entonces la aplicación de las severas normas de la Inquisición suponía un grave obstáculo para la «evangelización» del pueblo filipino.

Como no solo con cruces y espadas se conquista desde la Universidad se promovió para facilitar la conversión al cristianismo la no aplicación y exección de normas del Tribunal de la Santa Inquisición, no estar sujetos a algunos impedimentos matrimoniales legislados, y no tener que pagar diezmos ni primicias. Sin duda un aliciente importante en aquella época.

Así que si ya sabes, si tienes en mente viajar a las Islas Filipinas y pasar por Manila, date una vuelta por su parte antigua, rememora épocas pasadas y un último consejo: date un paseo por los jardines históricos universitarios, seguro que descubrirás unas cuantas cosas más. Si te parecen interesantes cuéntanoslas y sobre todo vive tu viaje.

Fuente de la imagen galeón filipino: iberoamericasocial.com