Angkor, la civilización devorada por la selva

Angkor-Camboya-3000km-Viajes-Aventura-Alternativos-Mochilero

Angkor es un lugar que sugiere olvidarlo todo y dejarse llevar por la imaginación, para perderse y disfrutar de su entorno natural. Angkor parece un campo de batalla donde el hombre y la naturaleza luchan por hacerse un hueco. Un destino imprescindible para  los viajes alternativos a Camboya.

Los arqueólogos datan el comienzo de estas ruinas en el siglo X y hablan de una extensión de 3000 kilómetros cuadrados que sostiene una población de aproximadamente 500.000 habitantes.

Cuando me enteré de estos datos, estaba viajando por Angkor, y me impresionó imaginarme en la zona a 500.000 personas, caminado, negociando, rezando… me costaba imaginar tal aglomeración de gente en la zona. Aún siendo consciente de que existen ciudades de 10 millones de habitantes, pero este lugar no parece aúnar esta cantidad de gente.

Angkor-Camboya-3000km-Viajes-Aventura-Alternativos-Mochilero

También me resultaba difícil imaginarme a 20.000 personas viviendo en el famoso complejo de Angkor Wat, lleno de rincones donde inspirarse, perderse y reflexionar.

Pero los arqueólogos no hablan de uno de los más impresionantes atardeceres que el mundo te puede ofrecer… dato que sí fui capaz de asimilar rápidamente.

Angkor es el famoso complejo espiritual de Angkor Wat, pero también es mucho más…

En el entorno de la zona, se puede apreciar la lucha de la naturaleza por imponerse ante las manos del hombre. El llamado río de las mil lingas  y el complejo Kbal Spean son una prueba de ello. Merece la pena invertir un mínimo de tres días disfrutando de este entorno, aunque la cantidad de gente que lo habita, sumado al calor nos agotan y nos dan ganas de desistir, al final habrá valido la pena.

Angkor-Camboya-3000km-Viajes-Aventura-Alternativos-Mochilero

Merece la pena visitar Angkor con calma, dejando que se nos meta dentro…