En el primer viaje de 3000km ¡nos vamos a India!

Ofrenda-Benares-India-3000km-Viajes-Aventura-Alternativos-Mochilero

«Los mejores y más hermosos viajes por el mundo no se pueden ver ni oír y ni siquiera tocar. Deben sentirse en el corazón.»

Helen Keller

Esta adaptación de una frase de la escritora y activista sordociega Helen Kellen, nos parece perfecta para presentar nuestro nuevo viaje al mundo de los sentidos que es India. El primer viaje de 3000km.

India es un territorio capaz de atravesar al viajero internamente mientras éste recorre su geografía. Los indios, orgullosos, a menudo instan al viajero con frases quizás un poco tópicas como “India is different” o “everything is possible in India”, pero es bien cierto que pocos visitantes quedan indiferentes a la experiencia india.

En nuestro primer viaje a India

primer_viaje-Taj_Mahal-Agra-India-3000km-Viajes-Aventura-Alternativos-Mochilero

Visitaremos la zona Norte, en dirección al Sol Naciente. Realizaremos un recorrido de veinte días desde New Delhi hasta Calcuta, moviéndonos siempre en transporte público y pasando por algunos lugares intermedios que despiertan nuestro interés.

primer_viaje-Gente-India-3000km-Viajes-Aventura-Alternativos-Mochilero

Conoceremos el lugar donde un hombre convirtió sus lágrimas de amor en uno de los monumentos más bellos que existen en el mundo, el Taj Mahal. Llegaremos a Benarés para conocer las aguas del Ganges que ofrecen bendición a las vidas en tránsito que allí se acercan y tratar de percibir algo de la omnipresente espiritualidad india. Pasaremos por Bodhgaya, donde alcanzó la iluminación el Gran Buda, convertido hoy en destino de la peregrinación de budistas de infinitas procedencias. Nos acercaremos al cielo y a la inmensidad en el Reino de Sikkin, a los pies de la cordillera del Himalaya, y terminaremos el viaje en el reinado del caos y el ajetreo de la inmensidad urbana de Calcuta.

primer_viaje-Yuksom-India-3000km-Viajes-Aventura-Alternativos-Mochilero

Durante este primer viaje intentaremos, principalmente, disfrutar del contacto con India y su gente. Queremos dejarnos llevar por los caminos, las miradas y las sonrisas con los que nos vayamos topando. Queremos aprender a ver y a ser vistos. Queremos dejarnos inundar por las sensaciones percibidas, aceptar las emociones producidas. Queremos ser capaces de soltar todo lo que llevamos en nuestra mochila interior, al menos durante el viaje, y darle espacio a lo que quiera colarse en nuestra mochila india.

India está ahí, nos espera…