Bodhgaya, donde poder descansar el alma

Bodhgaya, Mahabodhi, India - 3000km-Viajes-Aventura-Alternativos-Grupo-Mochilero

Bodhgaya, Mahabodhi, India - 3000km-Viajes-Aventura-Alternativos-Grupo-Mochilero

El Templo de Mahabodhi, ubicado en Bodhgaya, es el lugar donde se erguía el árbol bajo el que se sentó Buda (Gautamá Siddharta) durante su largo periodo de meditación tras el que alcanzó la iluminación. Un destino imprescindible para tus viajes de aventura en grupo o en solitario.

Hoy en día es un hito elemental en las rutas de peregrinación budista, hacia él se dirigen fieles de los más variados orígenes buscando encontrar la misma inspiración que iluminó al sabio y dio lugar al budismo.

Bodhgaya-Mahabodhi-India-3000km-Viajes-Aventura-Alternativos-Mochilero

Bodhgaya es un lugar sosegado, apacible y aseado, que apenas presenta distracciones a nuestros sentidos. Es un lugar que invita a descansar en profundidad y facilita la conexión con los elementos presentes, incluído uno mismo.

Silencio

Inmediatamente después de nuestra llegada al templo percibimos cómo el silencio se adueña, sin exigencias, del entorno. La comunicación visual, a través de las miradas, se abre camino frente a otras formas más ruidosas de percibir a los otros. Sin necesidad de ser religiosos, aquí podemos encontrar la oportunidad de vivir una experiencia meditativa única.

Bodhgaya-Mahabodhi-India-3000km-Viajes-Aventura-Alternativos-Mochilero

El visitante puede alojarse en habitaciones disponibles en los templos de los alrededores de la zona (nosotros recomendamos el Temblo tibetano de Karma, que nos tiene conquistados), y presenciar algunas de las ceremonias celebradas por las múltiples comunidades budistas asentadas en el lugar y visitar otros templos pertenecientes a cada una de esas comunidades: tibetana, tailandesa, butanesa, japonesa…

Bodhgaya-Mahabodhi-India-3000km-Viajes-Aventura-Alternativos-Mochilero

Bodhgaya es, en definitiva, un lugar que no está incluido en las rutas turísticas habituales  pero que, en nuestra opinión, es absolutamente imprescindible.