A la hora de saludar cada país es un mundo: Vayamos por partes II

A la hora de saludar cada país es un mundo: Vayamos por partes II

Viajes de Aventura, Viajes Alternativos, Turismo Responsable, Mochilero, Viajar en Grupo, Viajar Sola, 3000KM

¡Hola [email protected] [email protected]!

Continuamos de viaje por el mundo para descubrir los saludos más curiosos de nuestro planeta. Y antes de seguir, echaos unas risas de verdad con Leo Harlem y su monólogo sobre los blogs de viajes para flipar. Como este de viaje de aventura.

Un apretón de manos al más puro estilo local (Botswana, China, Alemania, Zambia, Ruanda y Oriente Medio)

En los países de Oriente Medio se da la mano derecha, ya que la mano izquierda (empleada generalmente para menesteres más escatológicos) se considera impura. También es importante tener en cuenta que en estos países, los visitantes deben esperar a que los miembros del sexo opuesto extiendan una mano. Si no lo hacen, mejor asentid y mantened las manos quietas. ¡No tocar!

¿No sabéis qué hacer tienes las manos sucias o mojadas? En Marruecos si las manos no están limpias el saludo se realiza con los dorsos de las mano. Los made in Ruanda se agarran la muñeca de la otra persona, a menos que, por supuesto, sus manos también estén sucias, en cuyo caso, simplemente se rozan las muñecas.

Las cosas son más complicadas en la lejana Botswana, incluso cuando las manos están limpias. Allí, el apretón de manos local tiene varios pasos que se deben completar de la siguiente manera: Cojeos de la mano derecha, apretad hacia arriba y hacia abajo una vez, entrelazad los pulgares, levantad los brazos en un ángulo recto, cogeos de las manos de nuevo y luego soltaos a una posición relajada de “apretón de manos” antes de soltaros la mano. ¿Fácil eh?

 

Con la mano en el corazón
Malasia

Es de lo más formal, pero este saludo tradicional de Malasia tiene su aquel sentimientaloide detrás. Toma con delicadeza las manos de la otra persona, suéltalas y lleva tus propias manos hasta tu pecho y asienta ligeramente para simbolizar tu buena voluntad y un corazón abierto. Lo cortés es que la otra persona devuelva el gesto. Tened en cuenta que los hombres deben esperar a que las mujeres locales extiendan una mano. Si no lo hacen, basta con que el hombre ponga una mano en su pecho y haga un leve asentimiento. Por aquellas latitudes las cosas se hacen con la mano en el corazón. Aprendamos de ellos.

Aplausos por doquier
Zimbabue and Mozambique

¿A que mola eso de aplaudir cuando se saluda? En Zimbabue se aplaude después de que la gente se de la mano siguiendo el este ritual: la primera persona aplaude una vez y la segunda persona dos veces. Ojo con cómo juntáis las palmas de las manos. Los hombres aplauden con los dedos y las palmas alineados, y las mujeres con las manos en ángulo. En el norte de Mozambique, la gente también aplaude, pero tres veces antes de decir “moni” (hola).

Olfatear caras (Groenlandia y Tuvalu)

No hay nada como el olor de alguien a quien amas, eso está claro. Pero…¿Y el de alguien que acabas de conocer? En Groenlandia, kunik, la tradición inuit de colocar la nariz y el labio superior contra la mejilla o la frente de alguien y oler, se limita a relaciones muy cercanas.

En la isla de Tuvalu ocurre todo lo contrario. Aquí juntar las mejillas y respirar profundamente sigue siendo parte de una bienvenida polinesia tradicional para los visitantes.

Besos al aire (Francia, Italia, Portugal, América Latina, Filipinas, Ucrania y Québec, Canadá)

Mientras que en Argentina, Chile, Perú, México, Sao Paolo y Colombia, un beso aéreo es estándar, en otros lugares del mundo como nuestra querida España, Portugal, Québec, Paraguay, Italia, Filipinas y Francia son dos. En Rusia y Ucrania, son tres, y en algunas partes de Francia hasta cuatro en las mejillas alternas.

Y ya que estamos os regalamos uno de esos besos de la Tentación.

¡Feliz Aventura!